The Lost Reg

­El regulador perdido

Image without a name

En 2016, un buceador tuvo que abandonar su equipo durante una inmersión en Noruega. Tres años más tarde, lo encontró de nuevo.

El frío océano noruego se había cobrado gran parte del kit y estaba completamente estropeado. Sin embargo, el buceador notó que sus reguladores Apeks todavía estaban presurizados y su botella aún contenía aire. A pesar de las corrientes frías y rápidas, los residuos, el agua salada y la vida marina, no había filtraciones ni flujo libre. Estaban en pleno funcionamiento y solo necesitaban una buena limpieza.

Después de tres años, su XTX50 estaba listo para que alguien respirara otra vez.

Cuando nos llegó la historia, supimos que queríamos poner nuestras manos sobre esos reguladores y probarlos en nuestro taller para averiguar cómo afecta a su rendimiento la prueba definitiva en agua salada.

Esta es la historia del XTX50 de Per Wichstad.

Desde su casa en Noruega, Per nos dijo: «Yo participé en una inmersión en 2016, pasando por debajo del viejo puente Svinesund en Noruega y a través de Suecia. El estrecho entre Noruega y Suecia está en su punto más angosto aquí. Hay una corriente marina muy fuerte y la visibilidad es muy escasa, tal vez 1 o 2 metros. Esa vez tuve problemas bajo el agua y una serie de circunstancias me llevó a quitarme la mayor parte de mi equipo para permanecer a flote. Estaba bastante seguro de que alguien encontraría el equipo, después de todo, había unos 10 o 15 buceadores en el agua. Lamentablemente, debido a la fuerte corriente y a la baja visibilidad, nadie pudo encontrarlo.

» De nuevo me uní a la inmersión este año y, ¿sabes qué?, me di de morros contra mi viejo equipo a 25 metros de profundidad. Qué extraña sensación ver mi viejo equipo en esa agua turbia. Algunos cangrejos estaban viviendo en él. Después de algún tiempo, pudimos subirlo a la superficie».

Cuando recibimos los reguladores de Per, nuestra primera tarea fue sacar las conchas de cangrejo, las piedras, la vida marina y la arena que se habían acumulado en su interior durante esos tres años. A pesar de la incrustación que cubre la mayoría de las piezas, la torreta de la primera etapa todavía giraba suavemente y los ajustadores de la segunda etapa seguían funcionando completamente.

Sabiendo que los reguladores no necesitaban ni reparación ni mantenimiento inmediatos, los colocamos directamente en nuestra máquina ANSTI para simular una inmersión y ver qué tal iban bajo el agua. Cuando nos dimos cuenta de que su presión entre etapas todavía estaba en los ajustes de fábrica, estaba claro que iba a ser una buena prueba. Presurizamos la cámara a 53 metros y bajamos la temperatura del agua a 3 grados centígrados. Con una frecuencia respiratoria establecida en 25 respiraciones por minuto, paramos y esperamos a ver lo que sucedería.

A pesar de todo lo que habían pasado, a pesar de tres años de agua salada, todo el conjunto de tres etapas XTX50 funcionó a unos niveles que cumplirían con la norma EN250A sobre agua fría –directamente del lecho marino.

Por supuesto, esto no quiere decir que no haya que llevar un mantenimiento adecuado de tus reguladores Apeks, pero es bueno comprobar que, cuando decimos que puedes confiar en un regulador Apeks, esta historia demuestra que realmente es así.

Desinfección de su equipo de buceo

Información sobre la desinfección de su equipo de buceo.

Lee mas

Tecnología de grafeno

La capa base que es todo menos básica!

Lee mas

Apeks da el paso con una nueva instalación solar

El fabricante Apeks ha continuado con su cambio a verde.

Lee mas

Reto «Cero residuos en vertederos» conseguido

El fabricante de equipos de buceo del Reino Unido elimina los desechos generales que van a los vertederos.

Lee mas